Codigo de Fair Play

No forzaré a mi hijo a participar en el hóckey.

Recordaré que mi hijo juega al hóckey para su placer, y no el mío.

Alentaré a mi hijo a que juegue ateniéndose a las reglas y a resolver los conflictos sin recurrir a la hostilidad o a la violencia.

Le enseñaré a mi hijo que hacer el mejor esfuerzo es tan importante como ganar, para que mi hijo nunca se sienta derrotado por el resultado de un partido.

Haré que mi hijo se sienta como un ganador ofreciéndole elogios por competir limpiamente y hacer el mejor esfuerzo.

Nunca ridiculizaré o abusaré verbalmente a mi hijo por cometer un error o por perder un partido.

Recordaré que los niños aprenden mejor con el ejemplo.

Apaludiré las buenas jugadas y desempeños tanto del equipo de mi hijo como el de su oponente.

Nunca cuestionaré el juicio o la honestidad de los oficiales en público.

Apoyaré todos los esfuerzos para eliminar el abuso físico o verbal de los partidos de hóckey de los niños.

Respetaré y mostraré mi aprecio por los entrenadores voluntarios que dan su tiempo para entrenar a mi hijo en el hóckey.

Recordaré que los participantes juegan al hóckey para su placer. No están jugando para entretenerme a mí.

No tendré expectativas irreales. Recordaré que los jugadores no son profesionales y no pueden ser juzgados de acuerdo a los estándares profesionales.

Respetaré las decisiones de los oficiales y alentaré a los participantes a que hagan lo mismo.

Nunca ridiculizaré a un jugador por cometer un error durante un partido. Haré comentarios positivos que motiven y alienten el esfuerzo continuo.

Condenaré el uso de violencia, cualquiera sea su tipo, y expresaré mi desaprobación de una manera apropiada a los entrenadores y oficiales de la liga.

Mostraré respeto por los oponentes de mi equipo, porque sin ellos no habría juego.

No utilizaré malas palabras, ni hostigaré a los jugadores, entrenadores, oficiales u otros espectadores.

Me aseguraré que cada jugador tenga una oportunidad razonable de desenvolverse con lo mejor de sus habilidades, dentro de los límites de las reglas.

Evitaré o detendré cualquier situación que amenace la seguridad de los jugadores.

Mantendré una atmósfera y ambiente saludable para la competición.

No permitiré la intimidación de cualquier jugador, sea de palabra o de acción.

No toleraré una conducta inaceptable hacia mí, hacia otros oficiales, hacia los jugadores o hacia los espectadores

Seré consistente y objetivo al cobrar infracciones, sin importar mis sentimientos personales hacia un equipo o jugador en particular.

Manejaré todos los conflictos firmemente pero con dignidad.

Acepto mi rol como un maestro y como modelo a seguir para el fair play, especialmente con los participantes más jóvenes.

Estaré abierto a discusiones y contacto con los jugadores antes y después del partido.

Me mantendré abierto a la crítica constructiva y demostraré respeto y consideración por los diferentes puntos de vista.

Obtendré capacitación apropiada y continuaré en la mejora de mis habilidades para oficiar.

Trabajaré en cooperación con los entrenadores para el beneficio del juego.

Seré razonable cuando programe los horarios de entrenamientos y partidos, recordando que los jugadores tienen también otros intereses y obligaciones.

Les enseñaré a mis jugadores a jugar limpio y a respetar las reglas, a los oficiales y a los contrincantes.

Me aseguraré que todos los jugadores reciban igual instrucción, apoyo y tiempo de juego.

No ridiculizaré o abusaré verbalmente a los jugadores por cometer errores o por tener un bajo desempeño.

Recordaré que los jugadores juegan para divertirse y deben ser alentados a tener confianza en ellos mismos.

Me aseguraré que el equipamiento y las instalaciones son seguras y que están de acuerdo a las edades y habilidades de los jugadores.

Recordaré que los participantes necesitan un entrenador al que puedan respetar. Seré generoso con los elogios y daré un buen ejemplo.

Obtendré capacitación apropiada y continuaré en la mejora de mis habilidades para entrenar.

Trabajaré en cooperación con los oficiales para el beneficio del deporte.